El trabajo tenía como objetivo era analizar la carga de trabajo en un partido de competición en pádel en silla de ruedas en categoría masculina. En concreto, se analizaron diferentes patrones de movimiento de 4 jugadores en un partido celebrado en Murcia en 2015. Se usó un sistema fotogramétrico en 2 dimensiones para calcular las coordenadas de las ruedas sobre el campo.

Se analizó la velocidad promedio y la distancia recorrida por los jugadores en cada set y en el partido y se comparó los resultados del equipo ganador con la otra pareja. La distancia media recorrida por partido fue de 391,21 m y la velocidad promedio fue de 0,61 m/s. En el caso de la pareja ganadora, la velocidad promedio fue de 0,56 m/s y la distancia fue de 674,33 m, mientras que la otra pareja registró una velocidad promedio de 0,69 m/s y una distancia de 890,52 m.

A partir de estos resultados, los investigadores concluyen que la velocidad promedio por partido es inferior a la registrada en estudios realizados en tenis y baloncesto en silla. Asimismo, las distancias y velocidades promedio de los ganadores son también inferiores a las de la pareja vencida, frente a lo que pasa en tenis en silla o squash, pero en la línea de lo que ocurre en el pádel a pie.