Los riesgos del frío en la salud de los trabajadores centran la demanda realizada por UGT que ha denunciado la situación que viven muchos profesionales que trabajan a la intemperie. Tal y como informa la agencia EFE, el sindicato ha alertado, en un comunicado, de los riesgos para la salud de los trabajadores que realizan su trabajo a la intemperie y que se derivan de la ola de frío, la humedad y el viento fuerte registrado en las últimas semanas.

UGT ha destacado que los riesgos del frío en la salud de los trabajadores se producen con mayor intensidad en aquellos empleados que trabajan a temperaturas inferiores a los 5 grados. Esta condición puede generar efectos directos sobre el organismo de los trabajadores, incluso aquellos considerados de menor gravedad como incomodidad, esfuerzo excesivo o dificultad para adaptarse a estas condiciones, detalla EFE.

El sindicato cataloga como efectos graves las afecciones respiratorias, cardiovasculares, trastornos músculo-esqueléticos y digestivas. Desde UGT insisten en que la exposición a las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no debe suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores, tal y como establece el Real Decreto de 1997 sobre condiciones ambientales de los lugares de trabajo.

Para minimizar los riesgos del frío en la salud de los trabajadores, el sindicato considera que, en primer lugar, deben conocerse dichos riesgos para poder prevenirlos. En este sentido, recomienda evaluar los riesgos derivados de los factores climatológicos para conocer las medidas preventivas a adoptar.

Tal y como destaca UGT, las primeras medidas deben ser de carácter organizativo y técnico: cambio de tareas, jornadas reducidas, adecuación de los horarios, suspensión de trabajos en altura, en zanjas o cerca de taludes, entre otras. Asimismo, se debe proporcionar a los empleados ropa de trabajo y equipos de protección individual homologados por la Unión Europea (UE).