Los autores del estudio, publicado en Annals of Occupational Medicine, llevaron a cabo una investigación retrospectiva en la que analizaron la salud de 2.611 enfermeras de 20 a 39 años de edad que trabajaban en un hospital universitario en Corea, en el periodo de 2010 a 2015. Del total, 934 enfermeras estaban sanas. Los investigadores recopilaron información relativa a la circunferencia de su cintura y sobre sus hábitos de vida.

Según señala el estudio y siguiendo los patrones marcados por la Organización Mundial de la Salud Asia-Oeste, se consideran casos de obesidad abdominal aquellos en los que la circunferencia de la cintura es igual o superior a los 80 centímetros. Los responsables de la investigación analizaron el cambio medio de la circunferencia de la cintura mediante el test de obesidad, y evaluaron la asociación del trabajo por turnos y la obesidad abdominal a partir de una ecuación de estimación generalizada.

Los resultados mostraron cambios significativos en la circunferencia de la cintura de las enfermeras de 30 a 39 años, mientras que las enfermeras de 20 a 29 años no experimentaron apenas modificaciones en este aspecto. La investigación concluye que, en la población de estudio, el trabajo por turnos se asoció con un cambio significativo en el promedio la circunferencia de la cintura entre las enfermeras de 30-39 años de edad, y el riesgo asociado al trabajo por turnos de obesidad abdominal fue significativo entre las enfermeras de 20-29 años. Estos resultados indican que el trabajo por turnos puede influir en la obesidad abdominal.