Los accidentes laborales en Canarias han aumentado en 2017 con respecto al año anterior, señala la agencia EFE. Pese a que el número de accidentes laborales en Canarias aumentó; la tasa de incidencia, que corresponde al número de notificaciones de siniestros con baja por cada 100.000 trabajadores, ha descendido.

El director general de Trabajo, José Miguel González, ha destacado que el descenso en el índice de incidencia de los accidentes laborales en Canarias es de un 4,2% respecto a 2016. Esta situación se produce por primera vez en un contexto de aumento del empleo, ha subrayado el director general.

González ha explicado que la mejora en el índice de siniestralidad no tiene por qué generar satisfacción, porque, aunque sea un cambio en la tendencia lo importante es seguir trabajando, puesto que el nivel de accidentes laborales en Canarias es “excesivo” para el número de personas que trabajan.

Además de reducir los accidentes laborales en Canarias, la Dirección General señala que el objetivo es incorporar la cultura preventiva en las empresas, especialmente en las pequeñas y medianas. Por otro lado, ha subrayado que la formación no la necesitan solo los empleados sino también los gestores.

Lo habitual, según ha indicado el director general de Trabajo, es que a mayor número de personas ocupadas se incremente tanto la siniestralidad como el índice de accidentes de trabajo. La incidencia de los accidentes laborales en Canarias bajó un 4,5% en la agricultura y la pesca; un 7,8% en el sector industrial; el 4,08% en la construcción y el 4,1% en servicios.

Durante la presentación de estos datos, también se ha destacado que en 2017 se notificaron 33.875 accidentes de trabajo sin baja, y en el traslado al puesto de trabajo, in itinere, se comunicaron 3.222 siniestros, de los que 3.180 fueron leves, 33 graves y muy graves, y 9 mortales, lo que supuso el 1,32% menos que en 2016