El brote de gastroenteritis de La Princesa ha afectado a 23 empleados.

El brote de gastroenteritis de La Princesa fue un accidente laboral. Así lo ha reconocido la dirección del hospital madrileño. La agencia EFE asegura que el centro hospitalario ha comunicado a los delegados de salud laboral que el brote fue un accidente de trabajo de supuesto origen alimentario en el comedor de personal. Este incidente afectó a 23 profesionales, según afirma CC. OO.

EFE asegura que el sindicato considera que el foco de la intoxicación parece estar en el comedor de personal. CC. OO. ha celebrado la decisión de la dirección del hospital de reconocer como accidente laboral lo ocurrido. El brote de gastroenteritis de La Princesa tuvo lugar entre el 21 y el 23 de agosto y afectó a 23 profesionales que habían hecho guardia el fin de semana anterior. No obstante, el incidente no revistió gravedad ni provoco bajas laborales, añade EFE.

Irregularidades en el comedor

Los afectados sufrieron los síntomas propios de la gastroenteritis durante el puente festivo de agosto tras consumir alimentos en el comedor de personal del hospital. Todos presentaron náuseas, vómitos, diarrea y fiebre, apunta EFE. Según CC. OO., la mesa de calor de la cafetería del personal estaba averiada desde julio. La empresa responsable del servicio explicó entonces que la comida se mantenía en los hornos. Sin embargo, los técnicos observaron que varias bandejas estaban en la encimera a temperatura ambiente.

Otras de las irregularidades que se detallan en el informe es la falta de registro de los postres elaborados o las fechas de elaboración de los mismos. Por otro lado, el servicio de medicina preventiva no consideró los casos como accidentes de trabajo. CC. OO. Madrid presentó una denuncia contra el hospital por haber ocultado este brote. El sindicato consideraba que los representantes de los trabajadores no habían sido informados ni en  el tiempo ni en la forma preceptivos. De hecho, el sindicato subraya que no tuvo constancia de lo ocurrido hasta 2 semanas más tarde del primer contagio.