El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha subrayado que el Gobierno regional invirtió en 2016 140 millones de euros en esta cuestión, mientras que el PP destinó 122 millones en 2013, es decir, que la cifra se ha incrementado un 13%, según el consejero. Jesús Fernández ha explicado que, mientras que el PP gastó 39,3 millones en 2013 en personal eventual, el actual gobierno ha invertido 83,3 millones, un 53% más.

En cuanto a las sustituciones, el gobierno del PP invirtió en 2013 75 millones, frente a los 103,7 millones que ha invertido el actual ejecutivo. El titular de la sanidad castellanomanchega ha destacado la inversión en personal interino que ha alcanzado los 164 millones en 2016, un 13% que en 2013 cuando se destinaron 143 millones.

Fernández ha denunciado que, en 2012, el PP hizo una instrucción en la que prohibía contratar interinos, “incluso para cubrir las bajas por jubilación”. Según el consejero de Sanidad, esta forma de proceder, unido a que el anterior Ejecutivo regional no hacía contratos de larga duración, sino que se renovaban mes a mes, provocó que, al inicio de la actual Legislatura, “las plantillas estaban totalmente desestabilizadas”.