Este sistema ha sido anunciado por el consejero de Salud, Toni Comín, durante su comparecencia en la Comisión de Salud del Parlamento catalán. Se trata de “un nuevo circuito” de gestión e información de los casos de patologías laborales, ha señalado. El sistema de detección de enfermedades laborales permitirá que la responsabilidad de gestión no recaiga en el ciudadano. Asimismo, favorecerá la cooperación entre los distintos organismos para combatir la infra-notificación.

Solo un 7% de los cánceres se reconocen como enfermedad laboral

La Consejería de Salud ha destacado que, actualmente, ninguna enfermedad laboral llega a la mitad de diagnósticos correctos del total de casos. Enfermedades como el cáncer o los trastornos de salud mental son reconocidas como laborales solo en un 7% y un 1%, respectivamente.

El director de los Servicios de Coordinación de Actuaciones en Salud Laboral de la Generalitat, Ricard Armengol, ha recordado que “existen unos derechos concretos cuando los trabajadores tienen problemas de salud por contingencia laboral, por lo tanto, es importante que se diagnostique correctamente”.

Según las cifras de la consejería, el 86% de los casos de patologías laborales en Cataluña se detectan en los centros de Atención Primaria y son enviados a las mutuas correspondientes de los trabajadores. No obstante, las mutuas devuelven a los centros de Atención Primaria el 90% de los casos por no identificarlos como patologías laborales.

Con el nuevo sistema de detección de enfermedades profesionales, Cataluña pretende unificar la información en una misma plataforma telemática que evite que el ciudadano deba realizar las gestiones en estos casos y que facilite compartir información entre todos los organismos que participan en el ámbito de la salud laboral para monitorizar mejor los casos.