El Protocolo de prevención, identificación y actuación frente al acoso en el lugar de trabajo de la Junta de Castilla la Mancha (CLM) ha sido aprobado con el voto a favor del gobierno autonómico y de todos los sindicatos integrantes del Comité Regional de Seguridad y Salud Laboral -CSIF, CC. OO., FSES, Intersindical, UGT, USAE y CESM-. Aunque el documento, aprobado por unanimidad, se ha redactado desde una óptica preventiva, también define las pautas de actuación en caso de que el acoso laboral llegue a producirse.

El objetivo, por tanto, es contar con una guía para “identificar y actuar en la fase más precoz de los posibles casos y que estas conductas de acoso se eliminen o, en la peor de las situaciones, produzcan el menor efecto posible sobre quienes las sufran y supongan una sanción para quienes las practiquen”, según recoge la agencia EFE.

A través de los principios generales que recoge el protocolo de tolerancia cero al acoso -eficacia, equidad, celeridad, participación, coordinación, voluntariedad, confidencialidad y espeto a la dignidad personal- la Administración de la Junta de Comunidades se compromete a:

  1. Garantizar la salud laboral de sus trabajadores.
  2. Rechazar todo tipo de conducta de acoso en el lugar de trabajo.
  3. Garantizar un entorno laboral positivo, saludable y libre de acoso en el lugar de trabajo.
  4. Garantizar el derecho a plantear una queja o reclamación sobre esta materia, sin temor a ser objeto de intimidación o de trato injusto, discriminatorio o desfavorable.

El protocolo entrará en vigor en mayo y se aplicará a todo el personal empleado público de la Administración de la Junta de Comunidades, así como al de sus organismos autónomos. Las empresas externas contratadas también serán informadas de la existencia de dicho protocolo cuya recepción deberán firmar.