CC.OO. publica el coste de las enfermedades profesionales en Madrid.

El coste de las enfermedades profesionales es de 266 millones de euros al año. El sindicato CC. OO. ha presentado este dato en un estudio en el que asegura que este coste representa el 0,13% del PIB de Madrid. Según informa EFE, las enfermedades laborales en Madrid cuestan 266 millones al año, lo que supone un 3,6% del gasto sanitario de 2015. Gran parte de este coste debería ser asumido por las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, defiende CC. OO.

El sindicato critica que el reconocimiento de las enfermedades profesionales en la Comunidad de Madrid es menor al de otras comunidades. Tal y como señala CC. OO., la tasa de incidencia media entre 1990 y 2015 fue de 38 casos por 100 000 ocupados. Esta cifra representa una diferencia de 159% en relación con la tasa nacional en el mismo periodo.

Los datos de 2018 indican que Madrid es la cuarta región con menor índice de incidencia en España. Ante esta situación CC. OO. denuncia que “es evidente que el subregistro en esta comunidad es aún mayor que en el resto de España”. Este subregistro es un 55% menor que la media nacional, añade el sindicato.

Inexistencia de un sistema de notificación

Por otro lado, el sindicato considera que esto se debe a la inexistencia de un sistema de notificación coordinado entre todas las administraciones. Asimismo, critica que no se ha promovido el diagnóstico de sospecha de la enfermedad profesional desde la administración sanitaria.

Las causas atribuibles al trabajo estuvieron detrás de 19 523 hospitalizaciones y 33 497 consultas ambulatorias en 2015, según apunta CC. OO. Los hombres fueron responsables del 73% de las hospitalizaciones y el 62% de las consultas. Se registraron casi 3 ingresos de hombres por uno de mujer, añade.

El reconocimiento de enfermedades profesionales complejas y crónicas es “prácticamente nulo”, denuncia CC. OO. En relación con el tipo de enfermedades, las del sistema circulatorio encabezan el ranking de gasto, con 79 millones de euros. Por detrás se sitúan las musculoesqueléticas (43 millones), los cánceres de origen laboral (39 millones) y las enfermedades respiratorias (24 millones). Con casi 30 millones de gasto están las enfermedades infecciosas. Las mentales y las del sistema nervioso se sitúan en los 20 y con 8,5 millones, respectivamente.