Según los datos de UGT, la primera causa de accidente mortal son las patologías no traumáticas (infartos y derrame cerebral), que están directamente relacionadas con los riesgos psicosociales. Un total de 223 trabajadores fallecieron por esta causa en 2015, lo cual supone un 43% del total de accidentes mortales.

Con motivo del incremento de la siniestralidad laboral a causa de los riesgos psicosociales, el sindicato ha demandado a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la puesta en marcha de una campaña de control de la gestión de los riesgos psicosociales en las empresas. Esta propuesta se ha presentado durante la Jornada Confederal de Salud Laboral organizada por UGT.

En contra de lo que ocurre en los países nórdicos donde los trastornos mentales y los relacionados con el estrés se incluyen en la lista de enfermedades profesionales, en España no hay una legislación específica en esta materia, ha señalado Ana García de la Torre, secretaria de Salud laboral y Medio Ambiente de UGT.

La principal consecuencia de este vacío legal es la infradeclaración de estas contingencias profesionales, asegura el sindicato. Estas patologías, aunque muchas veces son consecuencia de la actividad laboral, son declaradas como contingencias comunes con el sobrecoste que esto supone para los sistemas públicos de salud, argumenta UGT.

A juicio de la organización sindical, ante la falta de una legislación específica, la negociación colectiva se convierte en un aspecto esencial. UGT considera imprescindible recoger cláusulas y compromisos en los convenios para prevenir los riesgos psicosociales; y cambiar las políticas de prevención para que sean eficaces.