El objetivo, señalan los autores, es proporcionar una descripción completa de los niveles de ruido en los quirófanos y examinar la desviación de los estándares internacionales e internos. También se ha evaluado las diferencias en los niveles de ruido por categoría de cirugía y día de la semana.

La investigación estuvo liderada por el Hospital de la Universidad de Pekín. El centro monitorizó los niveles de ruido en 23 quirófanos durante el periodo de agosto de 2015 a marzo de 2016. Los responsables del estudio emplearon dosímetros para determinar los niveles de ruido en los quirófanos. Posteriormente, se descargaron estos datos para su análisis en un ordenador IBM.

Los resultados mostraron que el nivel de ruido en los quirófanos osciló entre 59,2 y 72,3 dB. El 100% de las mediciones excedían los estándares recomendados de ruido hospitalario, asegura el estudio. Durante la investigación los científicos detectaron diferencias significativas en cuanto al ruido en quirófanos por especialidad.

Los resultados del análisis post hoc sugirieron que la cirugía oftálmica tenía niveles de ruido significativamente mayores que la cirugía otorrinolaringológica o la cirugía general. Los autores destacan que identificaron altos niveles de ruido en todos los quirófanos evaluados durante los días laborables, y estos niveles superaban sistemáticamente los estándares actualmente aceptados. Estos hallazgos justifican una investigación adicional para determinar los efectos nocivos del ruido tanto en pacientes como en el personal de los quirófanos, concluyen.