Los investigadores han detectado que más del 60% de la población mundial pasa más de 3 horas al día sentado y la media de los adultos es de 4,7 horas por día. Tal y como explican los responsables del estudio, 433.000 muertes al año son muertes por sedentarismo, y se corresponden con esas más de 3 horas que se pasan sentado al día.

La investigación se ha llevado a cabo en 54 países con datos de entre 2002 y 2011. Los resultados mostraron que la tasa de muertes por sedentarismo fue más alta en la región del Pacífico occidental, seguido de Europa, mediterráneo oriental, América y sudeste asiático. Líbano tiene la tasa más elevada de muertes por sedentarismo, con un 11,6%. Países Bajos y Dinamarca, ocupan el segundo y tercer puesto con un 7,6% y un 6,9%, respectivamente.

Por su parte, México (0,6%), Myanmar (1,3%) y Bután (1,6%) se sitúan a la cola en muertes por sedentarismo, según los resultados de la investigación. Con estos datos, los investigadores han determinado que reducir unas 2 horas el tiempo que pasamos sentados supondría una reducción del 2,3% de las muertes por sedentarismo.

De la misma forma, reducir un 10% (media hora al día) el tiempo que se está sentado podría obtener un efecto inmediato en todas las causas de mortalidad en los países estudiados, añaden los autores del estudio. Llevar a cabo intervenciones para abordar las causas que determinan el sedentarismo es una de las soluciones que proponen los investigadores.