Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano tiene una mayor incidencia en mujeres según ha advertido Quirónsalud. El rango de edad está entre 40 y 60 años, asimismo, es una patología que sufre el 3% de la población total. Las principales afectadas son las trabajadoras en tareas de esfuerzos naturales y movimientos repetitivos del miembro superior.

“La neuropatía tiene lugar cuando el nervio mediano sufre presión de la muñeca. Es muy frecuente en personas que desarrollan actividades que requieren la flexión y la extensión de manera repetitiva”, asegura el Dr. Vicente Carratalá, jefe de la Unidad de Mano del Hospital Quirónsalud Valencia.

Según Quirónsalud, el principal tratamiento de este síndrome es la artroscopia, una técnica que permite mejorar varias lesiones articulares. Es una pequeña cirugía en la que, con la ayuda de una cámara y unas pequeñas incisiones, permite el tratamiento de la lesión del paciente. La patología está catalogada como una neuropatía que ocurre en el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

“Una de las peculiaridades de esta patología es el retraso en su diagnóstico puesto que los pacientes tienden a asumir sus síntomas y no acuden al centro médico”, afirma el Dr. Luis Sánchez Navas de Quirónsalud Alicante.

La sintomatología consiste en una sensación de adormecimiento, y entumecimiento de la palma de la mano que se agrava por la noche. Al agravarse la compresión del nervio mediano, los síntomas se hacen más intensos y produce sensación de torpeza y falta de fuerza. Además, puede llegar a producirse una atrofia de los músculos dependientes de este nervio.

El diagnóstico mediante el estudio electromiográfico es la mejor forma de detectar la enfermedad, pero suele tardar mucho en hacerse. Por su parte, el mejor tratamiento es abordar el síndrome a través de técnicas poco invasivas, como la artroscopia. Según los médicos, con la liberación de un centímetro del nervio en todo su recorrido de incisión, se posibilita un postoperatorio mucho menos molesto.