Tal y como asegura el organismo europeo, la iniciativa Trabajo más seguro y más saludable a cualquier edad, estudia las tendencias demográficas, los retos y las estrategias existentes para el envejecimiento seguro y saludable en el trabajo. La finalidad es conocer si las políticas puestas en marcha hasta el momento han servido para garantizar un trabajo adaptado a la edad.

Según los datos de Eurostat 2014, en 2040 se estima que casi el 27% de la población de la Unión Europea supere los 65 años. Esta situación tendrá implicaciones para los trabajadores, los empresarios y para la sociedad en general, según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Durante 3 años y dando respuesta a una petición del Parlamento Europeo, la agencia ha puesto en marcha diferentes proyectos para examinar la salud y seguridad de los trabajadores mayores e identificar las formas de garantizar el trabajo sostenible. Este proyecto ha puesto de manifiesto los ejemplos de estrategia de salud y seguridad en el trabajo en el contexto del envejecimiento de la población activa y los factores positivos y las barreras que dificultan el desarrollo de dichas estrategias.

La agencia europea asegura que los resultados de este proyecto buscan servir de inspiración al desarrollo de las políticas en este ámbito. Esta iniciativa examina, por ejemplo, las cuestiones específicas a las que se enfrentan las mujeres en el contexto del envejecimiento de la población activa.