El congreso expondrá las nuevas estrategias de prevención para combatir los accidentes en el ámbito laboral. Los asistentes al evento contarán con cardioprotección a través de desfibriladores operacionales conectados (DOC), proporcionados por B+Safe (Grupo Almas Industries), para concienciar sobre la prevención de riesgos laborales.  Estos dispositivos revierten los efectos de un paro cardiaco, lo que resulta esencial para evitar muertes en entornos laborales.

“Cada año se producen cientos de accidentes cardiacos en los espacios de trabajo. La cardioprotección permite una respuesta inmediata para intentar minimizar su impacto, lo que podría ayudar a salvar muchas vidas”, asegura Nuño Azcona, director general de B+Safe.

El año pasado se produjeron 476 muertes entre los 480.051 accidentes con baja producidos en el ámbito laboral en España, según el Informe de siniestralidad laboral realizado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. A pesar de que el año pasado aumentó un 3,5% el número de accidentes, el número de fallecimientos disminuyó un 8,3%. Otras 116 defunciones se produjeron in itinere por accidentes de tráfico.

La cardioprotección es una tendencia orientada a la protección cardiaca debido a la gran cantidad de defunciones que se producen al año por esta causa. Este problema ha movilizado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones para que tomen medidas que reviertan la situación mediante la habilitación de zonas o espacios cardioprotegidos en los que personas especializadas en la materia puedan utilizar un desfibrilador.