La duración media de una baja laboral en Navarra en 2016 ha aumentado un 12,3% según los datos presentados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), de los que se hace eco la agencia EFE. La duración media de una baja laboral en la comunidad foral ha pasado de los 9,7 días en 2015 a los 10,9 en 2016.

Según revela la nota de prensa del Ejecutivo foral, además de la duración media de una baja laboral se produjo un incremento en otros indicadores de incapacidad temporal, comparando los datos con los del año anterior. La incidencia acumulada fue de 39,6 bajas por cada 100 personas afiliadas activas (36,2 en 2015), y una duración media de una baja por persona asegurada de 10,9 días.

En cuanto a los procesos de incapacidad temporal, la duración media fue de 27,9 días y se han gastado 2.864.266 días en incapacidad temporal, revela este informe. La incidencia acumulada de las bajas es mayor en mujeres (44,7 procesos por 100 trabajadoras) que en hombres (35,4), unas cifras que, según el ISPLN, reflejan el efecto de la doble jornada en mujeres.

Este informe también pone de manifiesto que el 26% de la población trabajadora ha hecho uso de la prestación por incapacidad temporal. En relación con la duración media de los procesos de incapacidad laboral en mujeres, el Gobierno de Navarra considera necesario promover medidas que faciliten la conciliación de la vida laboral y personal, independientemente del género.

Las causas más frecuente de incapacidad temporal fueron las enfermedades respiratorias, con el 22,2% de las bajas tramitadas y una duración media de la baja de 6,2 días (4,5 en el caso de la gripe). Por detrás se sitúan las enfermedades musculo-esqueléticas, con el 17,9% y una duración media de 44 días. En tercer lugar, están las infecciosas, con un 12,3% de las bajas.