Poder dedicar el tiempo suficiente en la asistencia sanitaria supone un importante estímulo para la satisfacción del médico, pero al mismo tiempo genera un aumento de la carga burocrática asociada a esa asistencia que provoca que pueda dedicarle menos tiempo al paciente, apunta el estudio. Pese a que la relación entre la excesiva carga burocrática y la aparición del burnout del médico está demostrada, los investigadores del American College of Physicians consideraban necesario ampliar estas conclusiones.

Para ello analizaron la actividad en la consulta de 57 médicos de 4 estados con el objetivo de conocer cómo empleaban el tiempo en su práctica diaria. Los médicos participantes en el estudio, cumplimentaron, además, un documento en el que explicaban su actividad diaria fuera del trabajo.

Los resultados mostraron que, durante el tiempo de consulta, los médicos dedicaban un 27% de su tiempo a la atención directa al paciente, mientras que la carga burocrática absorbía un 49% de su jornada laboral. Tras la consulta, los médicos dedicaban entre una y 2 horas de su tiempo libre a tareas burocráticas.

Los autores del estudio sugieren que son necesarias medidas que ayuden a reducir la carga burocrática del médico con el objetivo de que pueda dedicar más tiempo a la asistencia sanitaria de sus pacientes y mejorar su satisfacción personal con el trabajo que realiza.