Según recoge la agencia EFE, la consejera ha citado los aspectos básicos del desarrollo tecnológico a los que la prevención laboral deberá prestar atención en los próximos años:

  1. Internet.
  2. Drones.
  3. Big data.
  4. Robótica.
  5. Impresión 3D.
  6. Realidad virtual.
  7. Vehículos no tripulados.
  8. Fuentes láser o hacer de electrones.
  9. Fabricación aditiva con plásticos y metales.

Para San José, la prevención laboral de cara al desarrollo tecnológico debe basarse en la colaboración de todos los agentes. Solo de esta manera, considera, se logrará “una plena integración de la prevención en la gestión de todas las empresas y centros de trabajo”.

Además, la consejera ha sugerido a los directivos de las compañías que “consideren siempre como una inversión los recursos económicos destinados a formar a sus trabajadores en prevención laboral”. En este sentido, recuerda “la precariedad, la temporalidad y la falta de formación” pueden tener consecuencias en la salud de los empleados.