“El plan de refuerzo de la Gerencia Regional de Salud sigue olvidándose de la mayoría de los centros de salud urbanos y rurales de la comunidad autónoma, donde precisamente en esta época vacacional se multiplica exponencialmente la población y la necesidad asistencial en todo el territorio", señala el sindicato en un comunicado referente a la sobrecarga laboral.

El plan de refuerzo “únicamente contempla algunas contrataciones puntuales para cubrir las vacaciones del personal y ni siquiera de todas las categorías profesionales”, señala Ana Rosa Arribas, secretaria general de la FSS de CC. OO. En Castilla y León. Ello dificulta una distribución proporcionada del trabajo entre los diversos profesionales que cubren el periodo de vacaciones.

El estrés, la sobrecarga laboral y el agotamiento laboral son algunos de los factores que provocan el síndrome de burnout del médico.  En un reciente estudio, casi el 30% de los encuestados manifestó su intención de abandonar la práctica médica en el año 2013 como consecuencia de este síndrome; una cifra que ascendió al 38,2% en 2014.

Los profesionales que se quedan en las zonas básicas de salud de las 9 provincias de Castilla y León se ven “obligados a asumir la ausencia” por vacaciones o por otro tipo de causas como la incapacidad laboral, que “no son sustituidas”. Las bajas y el periodo de vacaciones aumentan la sobrecarga laboral que ya se producía debido a la escasez de personal contratado desde un origen, según denuncian.