De las 1.673 enfermedades profesionales notificadas en 2016, 980 fueron de mujeres y 693 fueron de hombres. El mayor número de accidentes se produjo en la franja de edad que va de los 45 a los 49 años, donde se registraron 292 casos. En el 64% de las ocasiones se obtuvo una baja laboral.

El 40% de las enfermedades laborales se producen en el sector sanitario, con 388 casos; un 13% en la industria manufacturera, con 124: y un 12% en el comercio al por mayor y al por menor de reparación de vehículos. Los agentes físicos causaron 1.000 de los casos registrados en la Comunidad, 445 fueron propiciados por agentes biológicos y 62 por agentes químicos.

Los agentes cancerígenos solo provocaron un caso, un dato que desde el sindicato alertan que se debe a la infranotificación, teniendo en cuenta los 1.947 diagnósticos registrados en 2015 en la región. Ante estas cifras, UGT propone un sistema de información sanitaria y vigilancia epidemiológica laboral, la especialización de los servicios médicos, una mesa de diálogo y una plan de investigación sobre riesgos psicosociales, trastornos musculoesqueléticos y cánceres de origen laboral.