Entre todas las enfermedades profesionales, 6.543 han originado la baja del trabajador, 1.471 más que en el 2012. Asimismo, se han producido 6.858 enfermedades sin baja laboral, lo que supone 1.590 casos más que los registrados durante el año 2012. En la clasificación por géneros, los hombres han registrado un mayor número de enfermedades profesionales en comparación con las mujeres, con 6.721 y 6.590, respectivamente.

En relación a los sectores económicos afectados, el mayor número de enfermedades profesionales se ha producido en el comercio al por menor (1.233), seguido de la industria de alimentación (907) y los servicios y actividades relacionadas con la jardinería (899). Estas cifras se calcularon sin tener en cuenta la industria del motor, según recalcan los especialistas de UGT.

Debido al aumento de las enfermedades profesionales, UGT reclama:

  1. Mejorar los sistemas de información y de vigilancia de la salud.
  2. Impulsar la comunicación de patologías que podrían ser calificadas como profesionales.
  3. Formar en salud laboral.
  4. Difundir los criterios para el diagnóstico de enfermedades profesionales.

Por otra parte, la UGT considera necesario mejorar la evaluación del riesgo de los puestos de trabajo, implicar al sistema de prevención y detección y aumentar la visibilidad de enfermedades complejas con carácter crónico, como el cáncer o las enfermedades respiratorias por agentes químicos, entre otras.