Las enfermedades profesionales de las camareras de piso, conocidas como kellys, se van a reconocer, ya que el Gobierno español ha aceptado la propuesta de Canarias y Baleares en este sentido. Esto implica la inclusión en la lista de enfermedades profesionales de este colectivo de patologías como el síndrome del túnel carpiano, según informó el Ejecutivo canario en un comunicado.

Tal y como recoge la agencia EFE, un documento elaborado de manera conjunta por ambas comunidades para modificar el cuadro de enfermedades profesionales de las camareras de piso sirvió de base para la propuesta que el Estado llevó a finales de agosto a la mesa por la calidad en el empleo en el sector de la Hostelería, celebrada en Madrid.

“Fruto del diálogo social con los agentes sociales y económicos y, por supuesto, al empeño de Baleares y Canarias, ya se puede ver que se hace realidad una reivindicación que dignifica y reconoce de manera expresa las enfermedades profesionales que pueden padecer en el desarrollo de su trabajo las camareras de piso”, señaló el viceconsejero canario de Empleo, Emilio Atiénzar, quien participó en el encuentro.

La citada propuesta recoge que el nuevo cuadro va a reconocer las enfermedades profesionales específicas de las camareras de piso, como puede ser el síndrome del túnel carpiano o aquellas que se producen como consecuencia de movimientos repetitivos u originados por vibraciones transmitidas a la mano que puedan producir el manejo de aspiradores, enceradoras o fregadoras.

De igual modo, se va a establecer un código propio para las camareras de pisos en la Clasificación Nacional de Ocupaciones, lo cual permitirá realizar seguimiento con mayor precisión de las enfermedades profesionales o accidentes laborales del colectivo de las kellys. Hasta que se publique en el BOE, se acordó que la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social emitiría una resolución que sería remitida a las mutuas para que su aplicación sea inmediata.

Desde el pasado mes de febrero, representantes de los archipiélagos de Canarias y Baleares están manteniendo encuentros para “mejorar la calidad del empleo y la formación en el sector turístico”, según el comunicado. En el último, celebrado en julio, se acordó relanzar la mesa técnica en materia de enfermedades profesionales impulsada por el Estado y la implantación de la guía de tiempos de trabajo redactada por Canarias para el sector.