Tras analizar de forma pormenorizada la situación en la que se encuentran las enfermeras y las fisioterapeutas, la organización sindical ha concluido que muchos servicios de salud autonómicos no atienden de forma adecuada las necesidades de sus profesionales embarazadas en los meses que aún siguen trabajando en su centro sanitario.

El retraso o la demora es uno de los problemas más frecuentes que se encuentran enfermeras y fisioterapeutas a la hora de que se les conceda la baja por riesgo en el embarazo. Tras el análisis de Satse se ha detectado, además, que la demora varía en función del servicio en el que trabajen o la semana de gestación de la trabajadora.

Las comunidades autónomas en las que se detectaron estos problemas fueron Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, País Vasco y Murcia. Por otro lado, en ninguna comunidad autónoma hay puestos de trabajo establecidos y regulados específicamente para que puedan ser desempeñados por las trabajadoras embarazadas durante los meses de gestación.

Otro aspecto que destaca el informe de Satse es la falta de protocolos acordados sobre esa materia en al menos 7 comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Murcia y Navarra). Por este motivo, el Sindicato de Enfermería reclamará en las mesas de negociación de los distintos servicios de salud que se acabe con la arbitrariedad existente según se trabaje en una comunidad u otra.