Según explican, los sectores de la construcción y la industria acaparan la mayor parte de estos incidentes. Además de reclamar una mayor inversión en medidas preventivas, desde la Secretaría de Salud Laboral de UGT, su titular, Susana Huertas, destacan que el estrés, el trabajo a turnos, el aumento de la carga de trabajo y las plantillas más reducidas son las principales causas de este tipo de accidentes.

La temporalidad y la precariedad en la contratación hace que el trabajador esté más indefenso a la hora de exigir las medidas preventivas necesarias para evitar los accidentes laborales, añade. Por su parte, CC. OO. considera que el aumento continuado de los accidentes laborales graves este año demuestra que la gestión en las empresas es “deficiente”.

“La falta de inversión en prevención y el desprecio de muchos empresarios respecto a la aplicación de las normas básicas de prevención de riesgos laborales ponen en riesgo la salud y la vida de los trabajadores, dando al traste con el trabajo realizado en el diálogo social”, indica Carmen Marcheno, secretaria de Salud Laboral de CC. OO.