El estudio se basó en un cuestionario sobre características sociodemográficas, laborales, así como de estilos y hábitos de vida relacionados con la salud. Los resultados muestran que es un sector predominantemente femenino (82%) y que casi el 60% de todos los profesionales trabaja, sobre todo, en el sector sanitario privado y que muchos lo hacen en consultas privadas y en tareas asistenciales (70,6%).

El COPC informa de que se trata de una profesión que “se está abriendo a nuevos caminos” y que ha ganado una mayor participación en sectores que antes estaban vinculados al mundo sanitario, como el sector público o concertado y los centros comunitarios. El ejercicio profesional de los psicólogos cuenta con una elevada presencia de pluriempleo (40,5%) de los que el 27,5% trabaja en 2 lugares y un 13%, en 3 o más.

No obstante, el porcentaje de psicólogos pluriempleados es superior al de los médicos (33%) e inferior al de los odontólogos, estos últimos tienen más de un puesto de trabajo en un 61% de los casos. Según se refleja en el estudio, la salud de dichos profesionales es parecida a la que tiene la población general y el riesgo que tienen de sufrir un trastorno mental es de un 21,8%.  

Un porcentaje que no es de los más altos de los existentes entre los profesionales sanitarios como los farmacéuticos (35,45%) o los enfermeros (36,8%). Los resultados del estudio permitirán que el COPC y la Fundación Galatea establezcan los recursos necesarios para poder revertir algunas de las situaciones detectadas y contribuir a minimizar los riesgos de la profesión.