El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha elaborado su Guía de Actuación Frente al Riesgo de Exposición a los Medicamentos Peligrosos. El documento, presentado el pasado mes de junio por la directora gerente Regina Leal, convierte a Castilla-La Mancha en una de las primeras comunidades autónomas en contar con este tipo de regulación preventiva. El texto aborda aspectos como la recepción, almacenaje, preparación, manipulación y administración de estas sustancias peligrosas.

La guía de actuación frente a medicamentos peligrosos nace como “un instrumento de ordenación para avanzar en la obtención de los mayores estándares de protección de la salud del conjunto de profesionales del sistema”, según informa el gobierno regional y recoge la agencia EFE. La elaboración del documento supone también un paso más en el cumplimiento de las recomendaciones del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo y del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

La guía, en cuya redacción han participado especialistas en Medicina del Trabajo, pretende homogeneizar las actuaciones relacionadas con medicamentos peligrosos en el SESCAM y establecer pautas comunes. En sus diferentes apartados, el documento aborda aspectos como la identificación de factores de riesgo, la equipación de seguridad, las medidas de prevención, los procedimientos de trabajo seguros o la gestión de residuos médicos peligrosos. Aunque la guía señala los antineoplásicos como el grupo más relevante de medicamentos peligrosos, incluye también otros de nueva incorporación al ámbito sanitario.