Los accidentes de tráfico vinculados al trabajo protagonizan una campaña preventiva.

Prevenir los accidentes de tráfico vinculados al trabajo es el objetivo de una campaña que podrá en marcha Castilla y León. La Consejería de Empleo y la Dirección General de Tráfico coordinarán esta iniciativa. La campaña específica se desarrollará en el primer semestre del año, según informa EFE. La finalidad es tener controlados estos accidentes y los que se produzcan in itinere.

El consejero de Empleo ha explicado que quieren reducir al máximo el número de accidentes de tráfico durante el trabajo. También tendrán en cuenta los accidentes que se produzcan en el desplazamiento previo o posterior. Carlos Fernández Carriedo ha asegurado que las muertes aumentaron de 34 a 43 entre 2017 y 2018.

El 25% de los accidentes mortales en el trabajo fueron consecuencia de accidentes de trabajo, señala EFE. La causa del 48%, añade, fueron accidentes no traumáticos que se derivan del estrés de determinados ámbitos laborales. En muchas ocasiones, los accidentes de tráfico son fruto de la presión que sufren los empleados.

El estrés de los empleados puede originarse por la falta de flexibilidad horaria o por las llamadas al móvil mientras conducen. Según indica la consejería, son situaciones que pueden evitarse. Para cumplir con este objetivo, durante el mes de mayo la Dirección General de Tráfico pondrá en marcha la campaña.

Además, se llevarán a cabo acciones divulgativas en toda la comunidad, afirma EFE. Centros educativos participarán en la labor de difusión y se creará un sello de calidad en materia preventiva. Todas estas medidas forman parte del V Plan de Prevención de Riesgos Laborales. La Junta de Castilla y León ha destinado más de 17 millones de euros a estas acciones.