Según informa la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, el curso estaba dirigido a médicos especialistas en Anestesiología y Reanimación, Traumatología, Cirugía, Urología y Medicina Intensiva, además de a los profesionales de Enfermería que participan en las operaciones de radiología intervencionista. La idea es garantizar la seguridad de sanitarios y pacientes.

La formación ha combinado sesiones presenciales y online, en las que se han abordado temas como las características físicas de los equipos, los efectos biológicos de las radiaciones ionizantes, la normativa vigente relativa a protección radiológica o la medida de la radiación específica en radiología intervencionista.

Este tipo de técnicas ha aumentado en las 2 últimas décadas, lo que ha supuesto un incremento del uso de equipos de radiología. Esto, recuerdan desde la Consejería, suele llevar asociado un aumento de las dosis de radiación para los profesionales y para los pacientes; unas dosis que se están controlando gracias a los nuevos equipos.