La falta de reconocimiento de las enfermedades laborales que se producen en el Metro de Madrid ha sido el motivo de la huelga que han convocado los maquinistas todos los días de esta semana entre las 17 y las 21 horas. Ángel Garrido, portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha calificado como "injustificada y desproporcionada” esta medida en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal celebrado esta semana en Parla.

La huelga de los maquinistas del Metro de Madrid se ha establecido con estos horarios y características tras no lograr negociar sobre las condiciones derivadas de su puesto de trabajo, de forma que la Seguridad Social pudiera reconocerlas como enfermedades laborales. Ello ha implicado que tomaran dichas medidas, las cuales han repercutido en los viajeros que cogen cada día el transporte público.

Garrido ha afirmado que la elaboración del estudio sobre “presuntas enfermedades profesionales asociadas al puesto de conductor", por parte del Comité, ha sido planteada y apoyada por los sindicatos del Metro de Madrid. “Los maquinistas plantearon que prefieren encargarlo ellos mismos, cosa que no parece razonable", ha afirmado Garrido.

La huelga de los maquinistas del Metro de Madrid se ha realizado después de “muchos años” de petición infructuosa del reconocimiento de su categoría profesional como “maquinistas de tracción eléctrica”, ya que hasta ahora están considerados como “personal no cualificado”.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha expresado que está dispuesta a elaborar el informe que solicitan sobre enfermedades laborales, siempre que sea "a través de los cauces legales y reglamentarios" que representan el Comité de Seguridad y Salud Laboral de la empresa.