Según esta encuesta, 3 de cada 4 personas padecen gripe o resfriado al menos una vez al año. Cuando esto sucede, la mitad admite que los síntomas les impiden continuar con su actividad cotidiana. Sin embargo, solo un 3,4% de las personas con gripe y resfriado deja de acudir a su puesto de trabajo, reitera la sociedad científica.

Las bajas temperaturas del invierno y los cambios estacionales son los responsables de que se den más casos de personas con gripe en estas fechas. Según los resultados de la encuesta, la población afirma resfriarse o tener gripe con mayor frecuencia (40,6 y 26,8%, respectivamente). Las principales causas son los cambios bruscos de temperatura (57,5%), por contagio en el entorno familiar (32,9%) o laboral (20,7%) y por tener las defensas bajas (23,1%).

En cuanto a los síntomas de las personas con gripe, la encuesta revela que la mucosidad nasal (93,8%), estornudos (85,2%), cansancio (81,1%) y dolor de garganta (78,7%) son los más frecuentes. No obstante, los más molestos e invalidantes son las náuseas, los vómitos y la sinusitis, asegura la encuesta.

La encuesta también muestra que a los pacientes cada vez les resulta más sencillo diferenciar entre una gripe y un resfriado. De hecho, el 92,2% de los encuestados se reconoce capaz de distinguir entre los síntomas de una u otra.