Navarra ha reducido la tasa de accidentes laborales mortales en 2018.

La tasa de accidentes laborales mortales en Navarra ha descendido desde 2012. Según EFE, Navarra ha registrado, en 2018, 2,5 por cada 1000 trabajadores, la tasa más baja desde hace 6 años. Además de reducir la tasa de accidentes laborales mortales, la Comunidad Foral ha mantenido la tasa de accidentes graves. Dicha tasa se sitúa en 25,1 por 1000 trabajadores, igual que en 2016. Estos datos han sido recopilados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISLPN).

De los 8630 accidentes con baja registrados en Navarra, 6 fueron accidentes laborales mortales. Esta cifra es similar a la obtenida en 2016 y 2017. A los 6 accidentes mortales durante la jornada de trabajo, se sumaron en 2018 otros 4 in itínere, añade EFE.

En relación con los accidentes con baja laboral, Navarra es la tercera comunidad con menor crecimiento respecto al año anterior. Esta tasa se ha situado en 37 por cada 1000 trabajadores en 2018, frente a los 35,2 de 2017. El Ejecutivo navarro ha explicado que dentro de la siniestralidad laboral se incluyen las enfermedades profesionales y los accidentes.

Por sectores, la tasa de accidentes aumentó en el de la construcción. En 2018 se registraron 79,1 frente a los 70,7 de 2017. En otros sectores, como la agricultura, la industria y los servicios las tasas se mantuvieron con ligeras variaciones. Por sexo, los accidentes laborales se producen 2,5 veces más en hombres que en mujeres. También aumenta la tasa de accidentes laborales en personas que trabajan en puestos con menor nivel de ocupación.

Los esguinces, dislocaciones y torceduras fueron las lesiones más frecuentes en 2018. Estas representaron el 47% de las lesiones registradas en 2018, según EFE. Por detrás se encuentran las heridas y otras lesiones superficiales con un 29%. Entre las causas se encuentran los sobreesfuerzos físicos, traumas psíquicos, radiaciones, ruido y luz. La mayoría de las causas se relacionan con la evolución del empleo y su precariedad, destaca el ISLNP. El instituto navarro subraya las siguientes: subcontratación, aumento de cargas y ritmos de trabajo y contratación temporal.