Los trastornos musculoesqueléticos afectan negativamente a la calidad de vida de los empleados y suponen unos costes sustanciales para los empresarios, afirma un estudio publicado en Journal of Occupational Medicine, que ha analizado si el yoga es coste-efectivo para controlar esta patología laboral.

Junto a los trastornos musculoesqueléticos, el dolor de espalda es otra de las patologías más frecuentes entre los trabajadores. El estudio también evalúa la efectividad del yoga en este caso. Para evaluar la relación costo-efectividad del yoga, los autores de la investigación realizaron un ensayo controlado aleatorio. A través de dicho ensayo analizaron un programa de yoga de 8 semanas dirigido a los trabajadores del NHS (National Health Service) de Reino Unido.

Los investigadores evaluaron la eficacia del manejo de los trastornos musculoesqueléticos a través de 2 herramientas: el cuestionario de discapacidad Roland Morris (RDQ) y Keele STarT Back Screening Tool. Los autores del estudio calcularon la rentabilidad mediante la regresión lineal del área bajo la curva para evaluar la calidad de vida relacionada con la salud.

Tal y como asegura el estudio, desde un punto de vista social, el yoga fue el tratamiento dominante en comparación con la atención habitual. Al revisar los registros electrónicos 6 meses después de haber iniciado la intervención, los investigadores comprobaron que los participantes en el programa de yoga se perdieron 2 días hábiles debido a su trastorno musculoesquelético, frente a los 43 días de los participantes que recibían un tratamiento habitual.

Los autores concluyen que el yoga puede mejorar la calidad de vida relacionada con la salud, reducir la discapacidad asociada al dolor de espalda y disminuir el absentismo laboral. El estudio considera que la práctica de yoga para controlar los trastornos musculoesqueléticos en el ámbito laboral podría ser rentable.