El Centro de Investigación en Salud Laboral (CiSAL) de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha publicado un estudio donde analiza la relación entre los factores de riesgo psicosocial y la tasa de lesiones por accidentes laborales. En 2013, España registró 468.030 lesiones por accidentes laborales. La incidencia de estos sigue siendo una de las más altas de la Unión Europea.

Los investigadores han evaluado factores de riesgo psicosocial como el apoyo social, el reconocimiento, la inseguridad y la conciliación laboral y las posibilidades de desarrollo dentro de la empresa. Asimismo, han valorado otros aspectos como el sexo, la edad o el tipo de contrato. Los resultados apuntan que la tasa de lesiones por accidentes laborales crece cuando en el entorno de trabajo los empleados están expuestos a niveles poco favorables para la salud en cada uno de estos factores de riesgo.

En el caso de los hombres, las lesiones producidas por accidentes de trabajo están más relacionadas con factores como la falta de reconocimiento en la empresa, mientras que entre las mujeres inciden más otros factores como el apoyo social, las posibilidades de crecimiento en la empresa o la capacidad para conciliar la vida laboral y la familiar.

El estudio constata que el ambiente psicosocial poco favorable provoca un mayor número de lesiones por accidentes de trabajo, de ahí que los especialistas incidan en los beneficios de los llamados programas de intervención psicosocial para reducir estos episodios.