Un circuito rápido evaluará a los trabajadores expuestos al amianto en la Comunidad Valenciana. Esta iniciativa se pondrá en marcha gracias al convenio firmado entre la Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública y el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), informa el gobierno valenciano en una nota de prensa.

El objetivo de este acuerdo, señala la Generalitat, es establecer un circuito rápido de reconocimiento que permita la detección precoz de posibles daños para la salud en trabajadores que han estado expuestos a fibras de amianto. Esto será posible a través de un seguimiento de estos trabajadores a partir de un plan de vigilancia basado en reconocimientos médicos periódicos.

Si se detectara algún problema en este circuito rápido, explica el ejecutivo valenciano, este se pondría en conocimiento del INSS. El acuerdo no tendrá coste alguno para la Generalitat. Este circuito rápido para el reconocimiento de los trabajadores expuestos al amianto facilita que la información llegue al INSS de forma más rápida, agilizando los trámites para que pueda iniciar el procedimiento para la determinación de la contingencia y la evaluación de la posible situación de incapacidad.

Podrán beneficiarse de este circuito los trabajadores que han tenido riesgo de exposición a amianto en el desarrollo de su labor, y especialmente, aquellos sobre los que pueda existir sospecha de presentar patologías asociadas a esta exposición que formen parte de procedimientos de evaluación y calificación de la situación de incapacidad temporal y permanente.