Los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad señalan que, fuera del ámbito laboral, el año pasado se vacunaron en España 4,7 millones de personas mayores de 65 años, lo que representó un 56% de la población de esa edad.

Según subraya la mutua, existen determinados entornos laborales en los que sería deseable intensificar la prevención de los contagios de gripe: profesionales de la sanidad, personal de la enseñanza y de instituciones geriátricas, miembros de las fuerzas de seguridad y personas con determinadas situaciones personales como embarazadas o mayores de 60 años.

El 18% de las bajas laborales en España son consecuencia de la gripe

Desde FREMAP destacan que la incidencia de la enfermedad puede ser especialmente grave en las pequeñas empresas y autónomos, ya que si se produce el efecto contagio entre los empleados las bajas pueden afectar seriamente a la actividad. La mutua recuerda que la vacunación antigripal tiene una efectividad del 80% y puede ayudar a prevenir otras enfermedades infecciosas.

El 18% de las bajas laborales en España son consecuencia de los contagios de gripe, según la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT). La AEEMT afirma que la enfermedad supone una pérdida de unos 60 millones de horas de trabajo, lo que representa un coste anual por bajas laborales y pérdida de productividad de unos 1.275 millones de euros.