Los factores culturales y religiosos, el idioma, la trata de blancas, la violencia de género o el riesgo de mutilación genital femenina (MGF) son peculiaridades que los profesionales de Atención Primaria deben tener en cuenta a la hora de abordar la relación médico-paciente.

Por eso se han creado el proyecto Hygía, financiado por la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, una serie de protocolos que se trasladarán a los médicos en tres fases: un curso de formación online, una jornada formativa y varias guías orientativas que se repartirán a lo largo de 3 años.

El primer libro versa sobre las pautas más generales de aspectos culturales y religiosos, mientras el segundo abordará la MGF, una ablación de los órganos sexuales que afecta a 200 millones de mujeres en el mundo según ADHEX.

En España, 17.000 niñas se encuentran en riesgo de ser amputadas, por lo que los profesionales de Atención Primaria deberán seguir el llamado protocolo de “compromiso preventivo”. En este documento, padres, tutores y médicos se comprometen a no practicar la mutilación durante viajes al país de origen.

La tercera guía orientativa hablará sobre la violencia de género y la trata blancas, un problema que, según cifras de la asociación, afecta al 90% de las mujeres inmigrantes que practican la prostitución en España.

Uno de los mayores problemas al respecto es que, al acudir a consulta, no reconocen su situación, dificultando así tanto la ayuda a nivel sanitario como a nivel policial.

Finalmente, el próximo 15 de junio, los profesionales de Atención Primaria podrán asistir a las jornadas "Salud para las mujeres inmigrantes en Extremadura" impartidas por profesionales de la medicina, derecho y mediación social.