Mujer estornudando.

Cada vez más nuevos alérgicos debutan en edad adulta. Así lo asegura el especialista en Alergología de los hospitales Quirónsalud Campo de Gibraltar y Córdoba, Ignacio García Núñez. La predisposición genética, el exceso de higiene, la obesidad, la contaminación atmosférica o el cambio climático podrían ser factores desencadenantes de la alergia en personas adultas.

Según el experto, los nuevos alérgicos adultos se preguntan a menudo por las razones de la aparición de la alergia. “La respuesta es bastante complicada”, admite el alergólogo. En primer lugar, puede existir predisposición genética. Si uno de los 2 progenitores es alérgico, el 40% de la descendencia la heredará. Si los 2 son alérgicos, el 70% de la descendencia puede ser alérgica.

Sin embargo, muchos de los nuevos alérgicos que debutan en edad adulta no tienen familiares con alergia. Por lo tanto, la enfermedad en esos casos se debe a otras causas, una de las cuales puede ser la higiene. Tal y como explica el especialista, la población urbana está menos expuesta a bacterias o virus que la rural, lo cual podría estar relacionada con un aumento de las alergias en los ambientes más limpios.

Nuevos alérgicos por contaminación

Por otro lado, se presenta como posible causa de alergia la contaminación atmosférica. Las plantas reaccionan ante las partículas contaminantes generando pólenes más resistentes y, en consecuencia, más agresivos. Asimismo, la producción intensiva puede dar lugar a pólenes más agresivos y alimentos más alergénicos. Además, las frutas maduradas en cámaras frigoríficas son también más alergénicas.

De igual modo, el cambio climático influye en la aparición de nuevos alérgicos en edad adulta. La presencia de estaciones suaves hace que la polinización se extienda desde mediados de febrero hasta finales de junio, e incluso más tarde. De hecho, puede darse el caso de que algunas plantas florezcan fuera de temporada. Por ejemplo, el ciprés, que hace 2 años floreció en octubre y en enero-febrero, que es cuando le correspondía.

Por último, es experto menciona la obesidad como factor de riesgo para desarrollar patología asmática. “El mundo alergológico está en continuo cambio. Cada día hay más patología alérgica y más severa, por lo que hay que trabajar desde la prevención para no estropear la vida de los niños actuales, siendo necesario un enfoque multidisciplinar para conseguir este fin”, concluye García Núñez.