La OMS estableció un plan de acción mundial para que los profesionales sanitarios estén bien informados sobre los tratamientos antibióticos y sus efectos a corto y largo plazo con el objetivo de concienciarles sobre los riesgos y beneficios que puede obtener la población a través de su consumo.

Así lo pone de relieve un artículo publicado recientemente en The British Medical Journal en el que se analiza la evolución del consumo de antibióticos en los últimos años. Sin embargo, la idea de que no completar la prescripción aumenta la resistencia a los antibióticos no está respaldada por la evidencia, mientras que sí está respaldado el hecho de que tomar antibióticos más tiempo del necesario aumenta el riesgo de resistencia, según indican los investigadores.

Algunas campañas de Salud Pública actuales de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y del Ministerio de Sanidad de Inglaterra han puesto en marcha mensajes que abogan por completar la prescripción exactamente según lo prescrito. Por otra parte, la relación entre la exposición a los antibióticos y la resistencia a los mismos es inequívoca tanto en el nivel de población como en pacientes individuales, según recalcan los autores.

Debido a la controversia entre un menor y mayor uso de antibióticos, los investigadores han decidido evaluar la evidencia científica relacionada con la duración del tratamiento, la eficacia clínica y la resistencia a dichas terapias, cuyos resultados se pueden obtener accediendo al estudio original de la revista.