El representante ha defendido en este foro la necesidad de que los especialistas en Reumatología y Atención Primaria, “trabajen juntos, como un equipo, para ofrecer a estos pacientes la atención que merecen”. En este sentido, ha subrayado la importancia de integrar al paciente desde los servicios de atención más básicos.

Para Almuiña, la clave de un cuidado adecuado reside en “asegurar la continuidad de la atención durante toda la vida del paciente y facilitar los servicios hospitalarios para los casos más complejos y que requieran una mayor capacidad decisiva”, resume.

“A día de hoy, conocemos más de 200 enfermedades reumáticas con diferentes orígenes, pronósticos y tratamientos”, recuerda el consejero, “esta diversidad, junto con el hecho de que pueden aparecer a cualquier edad, representan uno de los principales retos a los que debe hacer frente el servicio de salud”.

A esto se suma “la enorme cantidad de recursos necesarios para garantizar la atención sanitaria adecuada en todas las etapas de la enfermedad, que muchas veces tiende a ser crónica y persistir a lo largo de toda una vida”, advierte.

Por todo ello, considera que “el conjunto de las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas tienen una entidad suficiente como para que el Ministerio de Salud desarrolle una estrategia específica para proceder a su enfoque en el conjunto del Estado, de manera coordinada y equitativa”, sentencia.

Así mismo, durante el acto, ha agradecido la labor de entidades como la Asociación de Enfermos de Artritis de Pontevedra (ASEARPO), que “contribuyen con su actividad a visibilizar estas enfermedades frente a la sociedad y mejoran de forma prominente la calidad de vida de los pacientes”, felicita.