Tal y como recoge Medical Xpress, el TOC se caracteriza por un comportamiento compulsivo y obsesivo que se produce de forma involuntaria. El comportamiento de los enfermos de TOC les genera ansiedad y los lleva a reproducir determinadas acciones que no les aportan ninguna alegría o placer, asegura esta experta.

Entre los falsos mitos del TOC, esta especialista destaca la tendencia a pensar que solo hay un tipo de enfermedad, cuando en realidad, existen diferentes categorías dentro de este trastorno:

  1. TOC asociado a la contaminación: este tipo consiste en el miedo a los gérmenes, a las enfermedades transmitidas por la sangre y a los contaminantes ambientales.
  2. TOC asociado a creencias y religión: en este caso los enfermos participan en rituales repetitivos alrededor de una creencia o de una moral específica.
  3. TOC de comprobación: los individuos con este tipo de TOC tienden a comprobar continuamente determinadas actuaciones.
  4. TOC sintomático: este tipo es similar a la hipocondría, donde los enfermos tienen pensamientos intrusivos y obsesivos sobre la posibilidad de que hayan contraído una enfermedad.

Otro de los falsos mitos del TOC, asegura Elizabeth McIngvale, es que se entiende como un trastorno de la personalidad. Tal y como explica, existe un trastorno de la personalidad llamado trastorno de la personalidad obsesivo-compulsivo, pero es muy diferente al TOC. Desde el Baylor College of Medicine lamentan que el TOC es uno de los trastornos psiquiátricos que requiere de ms tiempo para encontrar un tratamiento adecuado. En su opinión la terapia conductual es la más acertada para tratar a este tipo de enfermos.