Realizar ejercicio regular durante 3 meses reduce 3 puntos el colesterol total en mujeres de 45 a 80 años, además de mejorar la fuerza, la tensión arterial y la memoria. Así lo demuestra el trabajo que realiza el grupo de investigación del programa FOCUS, cuyos resultados se han expuesto recientemente en un encuentro que buscaba actualizar los datos conseguidos en el marco del programa.

Tal y como ha informado la Universidad de Valencia (UV), el programa FOCUS pretende reducir de manera drástica la carga que tiene la fragilidad en el envejecimiento de las mujeres de la edad mencionada a través de herramientas que ayuden al diagnóstico precoz y la gestión de dicha fragilidad. También busca disminuir la brecha digital y de género en la sociedad. En ese marco, se ha llevado a cabo un ensayo para medir la influencia de la práctica de ejercicio regular en distintos parámetros bioquímicos, motores, psicocognitivos y de consumo.

“No había datos de cómo era la dieta de las valencianas y, por tanto, elementos como la ingesta de calcio no se conocían. Por este motivo, nuestra intervención es la primera de muchas iniciativas que existen en el ámbito sanitario que presenta resultados en una valoración global”, señala el equipo del programa FOCUS, en el que participan investigadoras de la UV.

Este usó tecnología digital para intentar mejorar la adherencia al programa de ejercicio regular, que ha demostrado ser beneficioso en muchos sentidos. El estudio ha demostrado que la práctica de ejercicio regular durante 3 meses reduce el colesterol LDL y aumenta el HDL (el protector), además de disminuir los triglicéridos, la glucemia en 4 mg/dl y la tensión arterial de 105 mm Hg a 100 mm Hg. También mejoran la memoria y la fuerza como consecuencia de la actividad física.

“Es posible que, a largo plazo, las mejorías sean todavía más significativas”, apunta el equipo, que ha observado también un aumento de los conocimientos sobre el uso de tecnología tras los cursos de formación ofrecidos en el marco del programa. “Se reduce la brecha digital y mejora las redes sociales entre las participantes, lo que se traduce en una mejora de la adherencia al ejercicio físico”, afirman los expertos.