Según informa la agencia EFE, las sociedades de Médicos Generales y de Familia (SEMG), de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) han presentado el nuevo Modelo de coordinación médicos-farmacéutico para la atención al paciente con enfermedad crónica.

De acuerdo con los representantes de las organizaciones citadas, el documento es un “punto de partida” no solo para mejorar la coordinación entre profesionales y la asistencia integral de los crónicos, sino también para cambiar el modelo de atención a los pacientes crónicos en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

“Hacemos lo que no han hecho los políticos y es poner a los pacientes en el eje del Sistema”, criticaba el presidente de la SEMG, Antonio Fernández-Pro.

Se trata de la primera vez que expertos de estas sociedades trabajan de manera conjunta en un documento de estas características. Entre otras cosas, este modelo de atención a pacientes crónicos recoge requisitos mínimos, como el aumento de la confianza entre médico y farmacéutico y la compatibilidad con la rutina de cada uno de los profesionales.

La idea, según el presidente de SEFAC, Jesús C. Gómez, es poner en marcha un proyecto piloto a nivel local y trasladarlo a otras organizaciones, tanto profesionales como de la Administración, para que los profesionales sanitarios lo usen de forma generalizada. Esa primera experiencia piloto es “fundamental, para el presidente de SemFYC, Salvador Tranche.

“Hay que vaciar los hospitales de crónicos y cambiar el modelo”, apuntaba el presidente de SEMERGEN, José Luis Llisterri, quien resaltaba que el texto debe implementarse e incluir a “actores que faltan”, como los profesionales de enfermería y los propios pacientes.