En un comunicado, la compañía recuerda que las altas temperaturas y los excesos que se comenten durante el verano pueden hacer que los pacientes con enfermedad renal crónica no sigan las recomendaciones de su médico, lo cual “afecta directamente a su salud y su tratamiento”.

“Durante la diálisis les detoxificamos la sangre, pero también les quitamos agua, con lo que bajamos el peso con el fin de dejar al paciente con su sangre limpia y en su peso seco, es decir, el peso sin el líquido acumulado que le pueda perjudicar”, señala la nefróloga de Fresenius Sandra Castellano, según la cual “cuanto menos líquido traiga el paciente a diálisis, menos líquido hay que quitar durante la sesión de diálisis y mejor va a tolerar la sesión de hemodiálisis”.

En ese sentido, la especialista recuerda que la cantidad de líquido que el paciente renal puede ingerir depende de lo que elimine. “Habitualmente les decimos medio litro diario más de lo que orinen, pero en ese líquido diario incluimos tanto lo que beben cómo lo que comen, por ejemplo, sopas, frutas…”, apunta.

Para controlar lo mejor posible la enfermedad renal crónica, desde la compañía especializada en productos destinados a pacientes con insuficiencia renal se recomienda:

  1. Controlar diariamente el peso para saber cuánto líquido ingerir.
  2. Beber agua a sorbos y lentamente.
  3. Evitar las bebidas carbonatadas, ya que aumentan la sensación de sed y tienen alto contenido en fósforo y sodio.
  4. Suprimir o limitar la sal; si se consume, es mejor la de mesa que las sales hiposódicas.
  5. Vigilar los niveles de azúcar para no ingerir líquidos en exceso.
  6. Comer frutas congeladas, preferiblemente pera, manzana y sandía. Las frutas de temporada, como la cereza, el melocotón y el melón, están contraindicadas por su alto contenido en potasio.
  7. Para saciar la sed, como alternativa a los líquidos, pueden tomar chicles y caramelos sin azúcar y cubitos de hielo (de agua o zumo de limón diluido).
  8. Enjuagarse la boca con agua fría para aumentar la sensación de frescor.
  9. Utilizar ropa transpirable y holgada.
  10. Conservar los fármacos de forma adecuada.