Los servicios de Reumatología y Atención Primaria del Hospital General Universitario de Alicante han puesto en marcha un nuevo modelo mixto (virtual-presencial) de atención a pacientes con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas. El nuevo modelo tiene como objetivo solucionar rápidamente los problemas menores y detectar de forma precoz las patologías reumáticas y musculoesqueléticas potencialmente graves o incapacitantes. La importancia del nuevo modelo reside, en parte, en la alta prevalencia de estas enfermedades entre la población general, su tendencia a la cronicidad, su potencial discapacitante y su gran heterogeneidad, que implica a un gran número de especialistas.

Esta asistencia interdisciplinar requiere una coordinación y comunicación adecuadas, dicen los expertos del centro en una nota. “Con el nuevo modelo se consigue una mejor interrelación entre profesionales de Atención Primaria y especializada que han recibido formación continuada en ambos niveles asistenciales”, explican. El proceso, precedido por una serie de sesiones formativas a estos profesionales, consiste en la realización de consultas virtuales desde Atención Primaria a Reumatología, donde el facultativo puede valorar la historia electrónica.

“La nueva metodología asistencial mejora el uso racional de los recursos, lo que evita derivaciones innecesarias, disminuye la solicitud de exploraciones y evita el uso excesivo de fármacos”, ejemplifican.Esta mejor gestión ha evitado el desplazamiento innecesario de 425 pacientes con enfermedades reumáticas o musculoesqueléticas, “optimizando así la disponibilidad de la consulta especializada para los casos que lo requieren”, matizan los responsables del nuevo modelo, que ha valido al centro un diploma de buenas prácticas.  La acreditación se entregará el próximo 25 de octubre en las III Jornadas de Buenas Prácticas del Sistema Nacional de Salud.