Según informa Interface en una nota de prensa, la mitad de los españoles reconoce que empieza su jornada con estrés laboral y agotamiento. Esta cifra aumenta hasta el 70% al finalizar la jornada laboral, destaca el estudio. Las causas más comunes en la aparición del estrés laboral, según Interface, son la excesiva duración de la jornada laboral, la sobrecarga de trabajo y las condiciones laborales insatisfactorias.

De este estudio también se desprende que solo 4 de cada 10 españoles trabaja las 8 horas diarias estipuladas por ley, siendo la jornada del 71% de los encuestados de entre 8 y 10 horas diarias. Los últimos datos sobre la jornada media de los españoles se sitúan en las 1.701 horas al año, muy por encima de otros países europeos como Alemania, Dinamarca, Noruega o Reino Unido.

El estudio de Interface detalla que la mayoría de los españoles no están conformes con esta situación. Un 65% de los encuestados reconoce pasar demasiadas horas en la oficina y apunta el exceso de trabajo como principal motivo. Los principales causantes de los episodios de estrés laboral que afectan al 60% de los trabajadores españoles son:

  1. La sobrecarga de trabajo (46%).
  2. Unas condiciones laborales insatisfactorias (27%).
  3. Las largas jornadas en espacios de trabajo mal diseñados (27%).

Por último, el informe de Interface también pone de manifiesto que las pausas activas no son habituales en España, a pesar de ser necesarias para una buena salud ocupacional y para reducir los niveles de estrés, puesto que ofrecen amplios beneficios fisiológicos, psicológicos, sociales y organizacionales, tal y como indica la Organización Internacional del Trabajo (OIT).