La hidradenitis supurativa en el trabajo provoca ausencias prolongadas.

La hidradenitis supurativa en el trabajo puede provocar ausencias prolongadas. Así lo advierte la ASENDHI (Asociación de Enfermos de Hidrosadenitis Supurativa) en una nota de prensa.  Tal y como afirma, uno de cada 3 pacientes con esta enfermedad falta durante más de un mes a su puesto laboral. Esta enfermedad dermatológica puede ser muy invalidante e impacta en la salud física y emocional.

De hecho, asegura ASENDHI, un 44% de los pacientes con hidradenitis supurativa han tenido que ausentarse en su trabajo en el último año. Estos datos se corresponden con el II Barómetro de la Hidradenitis Supurativa. Este estudio observacional ha analizado a 604 pacientes. En él ha participado la Unidad de Hidradenitis del Servicio de Dermatología del Hospital de Manises (Valencia).

La hidradenitis supurativa en el trabajo conlleva una serie de dificultades, recuerda ASENDHI. Uno de los problemas de esta patología es que se tarda una media de 10 años en obtener un diagnóstico certero. Entre las dificultades laborales que ocasiona están las ausencias prolongadas de estos pacientes. La media de días de baja laboral durante el último año ha sido de 24 días, según el barómetro. Los pacientes con esta enfermedad tienen que acudir de forma frecuente a su médico, asegura la ASENDHI.

Silvia Lobo, presidenta de esta asociación, destaca que esta enfermedad afecta sobre todo a adultos jóvenes. “Se prolonga durante toda la vida laboral”, afirma. Entre los síntomas, Lobo destaca la supuración y el dolor. Es por esto por lo que muchos días estos pacientes no pueden acudir a sus puestos de trabajo.

La enfermedad también les impide realizar las actividades básicas de su vida diaria. En la actualidad, subraya ASENDHI, solo el 8% de los pacientes tiene algún tipo de incapacidad laboral reconocida.

Enfermedad eminentemente femenina

La hidradenitis supurativa afecta a 8 de cada 10 mujeres. Tal y como destaca la ASENDHI, es una enfermedad eminentemente femenina.

Por lo general, suele aparecer en la pubertad y se manifiesta con lesiones dolorosas en áreas como las axilas o los genitales. La genética y el factor hormonal tienen un papel importante en la aparición de esta patología.

Esta patología se encuentra entre las enfermedades dermatológicas que mayor impactan en la calidad de vida. Silvia Lobo reconoce que muchos de los pacientes tienen que dejar su trabajo. Esto se debe, por un lado, a que los puestos no están adaptados. Por el otro, las ausencias por la aparición de brotes impiden que puedan continuar con su día a día laboral.

Por este motivo, concluye la presidente a de ASENDHI, “solicitamos que la hidradenitis supurativa se incluya en el Barómetro de la Discapacidad”. De esta forma, los puestos de trabajo podrían adaptarse y los pacientes podrían acceder a medidas de fomento del empleo. En España, esta enfermedad afecta al 1% de la población. De estos pacientes, el 84% se encuentra en estadios moderados o severos.