El estudio asegura que los estudiantes de Medicina en Estados Unidos deben de afrontar una gran hostilidad hacia Atención Primaria durante toda su formación. La investigación ha profundizado en las raíces de esta actitud en la enseñanza médica, y asegura que la situación se remonta a décadas atrás, y ha creado un ambiente de rechazo hacia este servicio.

Los investigadores se han basado en un análisis cualitativo de las experiencias de 52 médicos de Atención Primaria durante su periodo como estudiantes de Medicina. Los datos analizados se encentran ilustrados en el Primary Care Oral History Collection, que se puede encontrar en la National Library of Medicine.

Las transcripciones fueron analizadas a través de un método cualitativo y con una constante comparativa. El 63% de las historias de los médicos participantes aseguraban que había hostilidad hacia la Atención Primaria. Los médicos pertenecían a diferentes generaciones de estudiantes. En total, representaban 5 décadas de estudiantes, por lo que las historias venían hasta de 50 años atrás.

Los expertos concluyen que las estructuras de las escuelas dejan impresos estos valores en los estudiantes que después de convierten en médicos, y que crean una cultura que infravalora la Atención Primaria generación tras generación. Los investigadores señalan como dato de interés que la Atención Primaria es vital en el Sistema Sanitario Americano, que produce muchas ventajas para el país con un bajo coste para el estado.