La ansiedad se manifiesta de manera clínica en el 40% de la población catalana, según el XVIII Monográfico Teoricopráctico en Salut Mental, presentado por el Hospital Sagrado Corazón de Martorell (Barcelona). Con el título 'Ansiedad: ¿enfermedad o forma de vida? ¿Somos una sociedad neurótica?, el hospital ha revelado que se trata de un problema que "ha crecido de manera considerable en los últimos años debido a la actual forma de vivir".

El documento indica que los ritmos desbordantes y una creciente individualidad que dificulta poder compartir problemas, pedir ayuda y ofrecerla avivan la ansiedad." La psicóloga del Centro de Salud Mental de Adultos de Martorell, Sonia Serrano, ha explicado que "la ansiedad puede manifestarse en diferentes grados y presentaciones como, por ejemplo, un trastorno de ansiedad puro o acompañando una enfermedad mental, como puede ser una depresión".

Serrano ha hablado sobre "la importancia de que la población no generalice el concepto de ansiedad y sepa diferenciar la ansiedad normal, que aumenta el estado de alerta del organismo y lo prepara para determinadas acciones, y la ansiedad patológica, que se da cuando esta respuesta ansiosa es excesiva, incontrolada, duradera y aparece ante situaciones que no deberían provocarla".

"Hay que hacer énfasis en modificar una forma de pensar concreta, basada en miedos, autoexigencia, pensamiento anticipatorio y en una sensación de falta de recursos", indica la psicóloga.

A fin de prevenir los estados de ansiedad, los expertos han señalado una serie de pautas, como favorecer las relaciones sociales, la práctica de actividades gratificantes de ocio o la realización de actividades deportivas y disciplinas que trabajen con técnicas de relajación. La psicóloga Serrano también ha añadido que, cada vez más, "se considera que el tratamiento de los trastornos de ansiedad no puede basarse solo en la farmacología".