La discusión sobre la pertinencia de este colectivo comenzó en diciembre del pasado año cuando Semergen anunció la reorganización de sus grupos de trabajo. Con el objetivo de “hacer grupos acordes con el mapa de competencias de la Medicina Familiar”, algunos grupos se integrarán en otros más grandes y otros serán directamente suprimidos.

La organización tenderá a simplificar el esquema, que actualmente cuenta con 38 áreas de conocimiento y 49 grupos de trabajo. De esta forma, nacerá el sector de Oncología, vinculado al de Cuidados Paliativos, mientras el de Sueño pertenecerá a Psiquiatría. Por su parte, “es muy probable que el grupo de trabajo de homeopatía desaparezca”, según declaró en su momento José Luis Llisterri.

“Vamos a hacer un debate serio sobre el tema”, reitera el presidente de Semergen sobre esta puesta en común que podrá seguirse online y vía Twitter mediante la iniciativa Semerg-en vivo. El carácter público del evento pretende hacer partícipe al grueso de la sociedad; si bien la decisión final corresponderá únicamente a los socios.

Los ponentes: defensores y detractores

Alberto Sacristán Rubio, coordinador del Grupo de Trabajo de Homeopatía de Semergen y Gualberto Díaz, responsable de investigación del grupo, serán los ponentes abanderados de la homeopatía, y se enfrentarán con María Jesús Almansa, presidenta de Semergen Castilla-La Mancha y Vicente Olmo, vocal de Semergen Canarias.

Estos últimos, miembros del Grupo de Trabajo del Medicamento de la corporación, se centrarán durante el debate en la poca o nula evidencia de las prácticas homeopáticas y exigirán la total retirada de estos productos en los establecimientos sanitarios. En esta misma línea se ha posicionado Juan Manuel Garrote, secretario general de la organización, quien ha calificado la homeopatía de “proceso engañoso y sin evidencia”.

Por su parte, Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) de España ha acusado a la práctica homeopática de “charlatanismo, falta de ética y estrategia engañosa que promete a los enfermos la curación con procedimientos ilusorios”.

Científicos y farmacéuticos se posicionan

A través de la plataforma Farmaciencia, diversos colectivos de científicos y farmacéuticos han expresado su rechazo hacia la que consideran una “pseudoterapia completamente falta de eficacia que supone un peligro real para los pacientes que abandonan la medicina”. Con esta motivación, el grupo ha dirigido una carta abierta al Ministerio de Sanidad y los distintos Colegios Oficiales de Médicos, entre otras entidades.

En ella, solicitan firmas de apoyo y reclaman “a los colegios oficiales de todas las profesiones sanitarias, muy especialmente a médicos y farmacéuticos que no promuevan estas pseudoterapias, que eliminen las vocalías o grupos de trabajo sobre homeopatía y que exijan a sus colegiados el fin de estas prácticas tan deshonestas como perjudiciales para la salud de los pacientes”.