La EPOC y el dolor crónico no oncológico suponen más de un 60% de las consultas de Medicina de Familia, según un comunicado de Esteve tras el simposio de Syntesys. Este simposio es un intento de mejorar esta situación dando las directrices necesarias a los más de 600 médicos de familia que se reunirán en Segovia, Cádiz, Palma de Mallorca, Baiona y Alcalá de Henares.

La mayoría de los pacientes con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y dolor crónico son diagnosticados en Atención Primaria, razón por la que su abordaje desde esta especialidad es tan importante. Aproximadamente, un 75% de los enfermos de EPOC no están diagnosticados de acuerdo con las guías clínicas, según el comunicado de Esteve, y los pacientes con dolor crónico suelen tener un tratamiento inadecuado.

Carlos Cabrera, del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y secretario del Área de EPOC de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) explicó que era necesario saber cómo reflejar la realidad asistencial del día a día del médico de familia. Para ello, era importante abordar los casos clínicos más frecuentes atendidos desde consulta y ofrecer una visión más simplificada alejada de los formatos más rígidos usados hasta ahora.

Ana Mencías, especialista en Rehabilitación y Medicina Física de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria de Tenerife, quiso dejar claro que no se trataba de tener unos conocimientos tan amplios como un especialista en dolor, pero sí era importan tener herramientas útiles en la práctica diaria.

"También es importante actualizar el manejo farmacológico, ahondar en minimizar las interacciones y efectos secundarios y, por tanto, mejorar la calidad de vida de los pacientes, reduciendo el impacto social, económico y laboral del dolor”, declaró Mencías.

Diagnóstico y el tratamiento

Cuanto antes se diagnostiquen la EPOC y el dolor crónico, menos se cronificarán, según la doctora Mencías. Ambas enfermedades tienen un impacto económico (bajas laborales, gasto farmacéutico, incapacidad…) y en términos de la calidad de vida de los pacientes. Para facilitar el diagnóstico, los talleres de Syntesys ofrecieron nuevos algoritmos.

Easy Project es un algoritmo de ayuda al diagnóstico de EPOC creado por neumólogos españoles y norteamericanos. Esta herramienta simplifica las preguntas para la terapia y el tratamiento desde un punto de vista clínico. Además, está avalado científicamente y tiene un 95% de recomendaciones de la guía GOLD.

“El algoritmo incluye una serie de preguntas en torno a cinco palabras clave en dolor, cuyas iniciales son fáciles de recordar porque forman el acrónimo de Alicia: Aparición, Localización, Irradiación, Características, Intensidad y Alivio”, apuntó la doctora.

La especialista en Rehabilitación y Medicina Física también señaló que era importante adaptar el tratamiento al dolor diagnosticado, y recordó que, en muchas ocasiones, se usaban antiinflamatorios para un dolor crónico cuando no era inflamatorio y al igual sucedía con el dolor neuropático.